Buscar
  • Casa de España en DK

El Rincón de... Montaña

Sabemos que nos encontramos en unos momentos complicados para todos. No podremos, como teníamos planeado, comenzar con las jornadas de networking en persona. Pero eso no impide seguir conociendo a más españoles en Dinamarca por medio de las redes sociales y aprovecharnos de este medio que, de alguna manera, nos ayuda a sentirnos en comunidad y activos, conociéndonos y creando nuestra red. Hoy más que nunca, agradecemos este recurso que nos permite comunicarnos y sentirnos más cerca en la distancia.


Hoy os presentamos a Montaña que siguiendo su instinto y pasión a la vez que aplicando su aprendizaje y experiencia profesional, dió el paso para crear una empresa en Dinamarca. Vamos a leer sobre su experiencia y aprender más de cómo ha sido su proceso:


¿Quién eres? ¿Has venido sola a Dinamarca o con tu familia?


Me llamo Montaña y soy de León.Llegué aquí en el 2014 con mi familia formada por mi marido y mi hija. Somos todos españoles


¿Cómo se llama tu empresa y en qué consiste?

Mi empresa se llama Bienvenido a Copenhague y consiste en ayudar a todas esas personas que están pensando en venir a vivir a Dinamarca o que ya han llegado a Dinamarca con todos los procesos iniciales de establecimiento en el país. Algunos de estos procesos pueden ser conseguir el CPR, entender cómo funciona el sistema sanitario, los transportes, alquileres, etc. Esa es la base, pero también ofrecemos otros servicios importantes como es la búsqueda de alojamiento, para los recién llegados o para aquellos que necesiten cambiar de piso de alquiler, aunque ya lleven años viviendo en el país, y por otro lado el servicio de orientación laboral, un servicio de coaching de 15 días en el cual se ofrece mucha información a las personas que buscan trabajo y quieren mejorar sus opciones durante el proceso de búsqueda.

¿Cómo surgió la idea y qué te motivó a emprender en Dinamarca?

Siempre he tenido un espíritu emprendedor y la motivación siempre ha estado conmigo. Ya había arrancado en España con una empresa de educación porque yo soy psicopedagoga, pero tuve que dejarlo al venir aquí. Cuando llegamos tuvimos una empresa de relocalización de las que ayudan a establecerse en el país, nuestro punto de contacto era una chica que se llamaba María y para mí fue como una inspiración. Yo internamente me dije "¡yo quiero hacer lo que ella está haciendo!" Me sentía tan bien con su ayuda y con todo lo que ella hacía que quise instintivamente ofrecer lo mismo a otras personas. Siempre he tenido ese gusanillo de querer hacer cosas para ayudar a otros, lo cual echaba de menos en mi trabajo anterior, todo estaba muy enfocado a la parte comercial que no siempre está alineada con mi enfoque y deseo de ayudar a las personas en su situación personal y laboral.

¿Cuales fueron tus dificultades?


Como tantos otros, la dificultad principal ha sido el idioma. Conseguí mejorar mucho mi danés, pero la dificultad con la que luego me encontré, o al menos lo que yo he experimentado personalmente, es sentir que no eres la misma persona cuando hablas Danés, Inglés o Español y tener que crear tus relaciones sociales según el idioma. Me centré en hacer algo donde el idioma principal fuera el Español pero de ahí surgió otra dificultad: cómo hacer que una empresa de este tipo, donde yo quería ayudar a la gente a llegar a Dinamarca, fuera rentable. Comencé en Julio del 2017 haciéndolo gratis y en enero del 2018 la empresa quedó registrada oficialmente. Es ahora después de todo este tiempo que comienzo a obtener un pequeño beneficio. La dificultad ha sido por eso la de mantener la actividad durante todo este tiempo sin obtener ningún tipo de beneficio económico. La motivación de continuar es lo que más me ha ayudado, esa sensación de ver a mis clientes tan contentos y satisfechos, de sus palabras de agradecimiento que incluso alguna vez me han emocionado hasta llegar a las lágrimas. Esa motivación personal y confiar plenamente que en algún momento ésto pudiera llegar a ser rentable, es lo que más me ha empujado a seguir. Con este modelo de negocio donde no he requerido de inversion inicial ni grandes gastos he podido continuar. Hay que tener en cuenta que la inversion principal ha sido mi tiempo, muchas horas de preparación y dedicación que no resultan en un ingreso immediato.

¿Cuales fueron tus satisfacciones?

Mi mayor satisfacción es ver cómo la empresa comienza a ser rentable. Y también vivir ese proceso de creación y evolución. Me estoy encontrando con esa satisfacción de ver cómo se comienza con una idea que luego demanda en ir transformándose durante el camino. Un ejemplo es como en un principio me había preparado para recibir a los españoles aquí, pero luego me encontré con la sorpresa de que lo que más se requiere es la búsqueda de vivienda de alquiler, ya que es algo muy complejo en este país. También me di cuenta que muchos españoles llegaban bastante perdidos para comenzar su búsqueda de trabajo. Yo trabajé en el INEM como consultora y orientadora laboral, también como orientadora académica en un colegio, con alumnos de bachillerato y posteriormente trabajé en recursos humanos. De ahí que he visto que mi experiencia podía ser de gran ayuda a tantos que llegaban sin saber preparar su estrategia, su curriculum, las entrevistas, etc. De ahí decidí añadir ese servicio de coaching laboral que en un principio tampoco estaba planeado. Actualmente estoy trabajando en añadir paquetes para ayudar a gente de países como Argentina que quieren llegar a Dinamarca con una Visa Working Holiday. Su procedimiento de entrada es distinto, pero veo que también necesitan ayuda y me he puesto manos a la obra. Es otro ejemplo más de evolución en la empresa que me produce una gran satisfacción.

¿Como ha sido para tí comenzar tu vida en Dinamarca? ¿Que importancia ha tenido tener una buena red de buenos contactos?


La vida en Dinamarca comenzó positivamente y sigue siéndolo. Llegamos con una niña que entonces tenía dos años y nos encontramos con que la vida en general en Dinamarca está muy bien adaptada para que los niños sean incluidos en casi todas las situaciones. Como es normal, echamos mucho de menos la cercanía de la familia y el estar y que estén ahi cuando se necesita. Pero aún con eso, pensamos que es un país muy interesante para descubrir. Aunque de primeras parece un país frío, distante y gris, hay que ir más allá del color y el clima y descubrir personas y maneras de trabajar interesantísimas que enriquecen mucho. La red de españoles que poco a poco se ha ido ampliando muchísimo ha sido clave, no solo para nuestras relaciones personales y de apoyo, pero también para mí en términos profesionales, con mucha gente que me ha ayudado y, por supuesto, mis clientes. Sin esa red, nuestra vida personal hubiera sido mucho más dificil y mi empresa no hubiera podido existir.


¿Que lecciones has aprendido de los desafíos que hayas podido tener en el camino?

Persistencia. No te rindas a las dificultades porque uno se puede llevar la sorpresa que a la séptima vez que se intenta llega el éxito. Hay que rodearse de gente buena, es importantísimo. Gente que merece la pena, de corazón, en la que puedes confiar, que te puedan aportar un poco de luz o una mano en un momento complicado. Y evitar la crispación, con ella no se llega a ningún lado.



Siempre amable y sonriente, Montaña nos saluda

Trabajando siempre incansablemente en su proyecto.

Entrevistadora y entrevistada compartiendo experiencias



0 vistas

© 2018, 2019 Casa de España en Dinamarca.

CVR: 39501007. Todos los derechos reservados.

Contacto: General: casadeespanadk@gmail (Vi taler også dansk)

                    Escuela: escueladk@gmail.com (Vi taler også dansk)

  • Facebook